Archivo de la categoría: recetas dulces

¡Abajo los lavavajillas!

No todos tenemos una cocina enorme con una pileta gigante o un lavavajillas, estamos los que tenemos cocinas muy chicas con piletitas diminutas y temblamos al pensar en lavar los platos… es por eso que recetas como esta son regalos divinos.

the easiest tangerine muffins

Básicamente cortás una fruta (mandarinas en este caso, se puede hacer con otros cítricos, pero cambian las proporciones), le sacás las semillas, ponés los pedazos en una procesadora (sí, con cáscara y todo), agregás azúcar, aceite, harina y huevos, presionás el botón unos segundos, lo vertés en un molde, lo cocinás y voilá: muffins deliciosos y solo resta limpiar el bowl de la procesadora (ah, y los moldes de muffins, pero eso hay que hacerlo DESPUÉS de comer los muffins, así que no molesta demasiado).

tangerine muffins

No se asusten con el tema de usar toda la cáscara, es blandita y no tiene sabor fuerte. Igual hice una adaptación de esta receta con limón y salió riquísima, pero la quiero probar una vez más y hacerle algunos cambios de textura antes de publicarla.

Pero mientras tanto, prueben esta, ya sea en forma de budín o torta o en moldes de muffins, porque estoy segura de que les va a encantar y se va a convertir en uno de esos clásicos a los que uno siempre vuelve.

tangerine muffins

Muffins de mandarina

Mandarinas medianas, 2

Azúcar, 2 tazas

Aceite de maíz (o cualquier aceite neutro), 1 taza

Huevos, 2

Extracto de vainilla, 1 cucharadita

Harina leudante, 3 tazas

Rinde unos 12 muffins.

1. Cortar las mandarinas en cuartos (sin pelarlas) y eliminar las semillas. Ponerlas en el bowl de una procesadora o licuadora.

2. Agregar el azúcar y el aceite, procesar hasta obtener una masa bastante homogénea (está bien que queden pedacitos de cáscara).

3. Agregar los huevos y procesar unos segundos hasta integrar.

4. Por último, agregar la harina y procesar unos segundos hasta incorporar, pero tener cuidado de no trabajar demasiado la masa.

5. Verter en moldes de muffins enmantecados y enharinados (o usar manteca en spray como hago yo).

6. Hornear en un horno precalentado a 180°C por 15-20 minutos, hasta insertar un cuchillo en el medio y que salga limpio.

Pueden glasearlos con una mezcla de jugo de limón y azúcar impalpable como suelo hacer yo o comerlos así como están.

3 comentarios

Archivado bajo recetas dulces

de cuelgues y bananas

oh so creamy

Sí, me colgué y me la banco jajaja Se hace lo que se puede cuando hay que trabajar, vivir, cocinar y escribir al respecto en dos blogs. Así que sabrán disculpar la tardanza.

yum!

Hoy les traigo una receta increíble de helado casero de banana. Increíble porque el único ingrediente es… ¡bananas! Simplemente se congelan rodajas de banana y después se las procesa y se obtiene un helado cremoso y dietético para colmo. Igual, como se imaginarán, le agregué un par de sabores como para que quedara todavía mejor y además para que saliera más pintón en las fotos, pero se puede comer perfectamente solo.

Les doy una especie de receta, pero la verdad es que muchas vueltas no tiene el asunto, es cuestión de acordarse y animarse. Obviamente cuéntenme qué tal les salió si lo prueban.

look at that dripping dulce de leche

the best banana ice cream ever

Helado de banana (idea original de Juliana López May de Good Food)

4 bananas grandes

Rinde 4 porciones

1. Pelar y cortar las bananas en rodajas grandes (de unos 2cm).

2. Colocarlas en un recipiente para freezer una al lado de la otra sin tocarse para que no se peguen al freezarlas (yo les puse un separador debajo para que no se pegaran al tupper).

3. Congelarlas durante 5 horas o más.

4. Poner las rodajas congeladas en la procesadora y procesar hasta obtener una crema bien homogénea y untuosa.

5. Poner la mezcla en un bowl y volver a freezar por unos 15 minutos para que vuelva a agarrar consistencia.

6. Servir solo o agregando algún extra.

(No dura más que unos días en el freezer porque no tiene ningún tipo de conservante).

Extras

Serví el helado con una salsa de dulce de leche (dulce de leche calentado con un poco de leche en el microondas por unos pocos segundos), un poco de coco tostado y media nuez.

Igual es cuestión de usar la imaginación y pensar en diferentes combinaciones, tanto de acompañamientos como de sabores de helado. Obviamente con otras frutas el helado no va a quedar tan cremoso, pero vale la pena ir probando.

4 comentarios

Archivado bajo recetas dulces