¡Abajo los lavavajillas!

No todos tenemos una cocina enorme con una pileta gigante o un lavavajillas, estamos los que tenemos cocinas muy chicas con piletitas diminutas y temblamos al pensar en lavar los platos… es por eso que recetas como esta son regalos divinos.

the easiest tangerine muffins

Básicamente cortás una fruta (mandarinas en este caso, se puede hacer con otros cítricos, pero cambian las proporciones), le sacás las semillas, ponés los pedazos en una procesadora (sí, con cáscara y todo), agregás azúcar, aceite, harina y huevos, presionás el botón unos segundos, lo vertés en un molde, lo cocinás y voilá: muffins deliciosos y solo resta limpiar el bowl de la procesadora (ah, y los moldes de muffins, pero eso hay que hacerlo DESPUÉS de comer los muffins, así que no molesta demasiado).

tangerine muffins

No se asusten con el tema de usar toda la cáscara, es blandita y no tiene sabor fuerte. Igual hice una adaptación de esta receta con limón y salió riquísima, pero la quiero probar una vez más y hacerle algunos cambios de textura antes de publicarla.

Pero mientras tanto, prueben esta, ya sea en forma de budín o torta o en moldes de muffins, porque estoy segura de que les va a encantar y se va a convertir en uno de esos clásicos a los que uno siempre vuelve.

tangerine muffins

Muffins de mandarina

Mandarinas medianas, 2

Azúcar, 2 tazas

Aceite de maíz (o cualquier aceite neutro), 1 taza

Huevos, 2

Extracto de vainilla, 1 cucharadita

Harina leudante, 3 tazas

Rinde unos 12 muffins.

1. Cortar las mandarinas en cuartos (sin pelarlas) y eliminar las semillas. Ponerlas en el bowl de una procesadora o licuadora.

2. Agregar el azúcar y el aceite, procesar hasta obtener una masa bastante homogénea (está bien que queden pedacitos de cáscara).

3. Agregar los huevos y procesar unos segundos hasta integrar.

4. Por último, agregar la harina y procesar unos segundos hasta incorporar, pero tener cuidado de no trabajar demasiado la masa.

5. Verter en moldes de muffins enmantecados y enharinados (o usar manteca en spray como hago yo).

6. Hornear en un horno precalentado a 180°C por 15-20 minutos, hasta insertar un cuchillo en el medio y que salga limpio.

Pueden glasearlos con una mezcla de jugo de limón y azúcar impalpable como suelo hacer yo o comerlos así como están.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo recetas dulces

de cuelgues y bananas

oh so creamy

Sí, me colgué y me la banco jajaja Se hace lo que se puede cuando hay que trabajar, vivir, cocinar y escribir al respecto en dos blogs. Así que sabrán disculpar la tardanza.

yum!

Hoy les traigo una receta increíble de helado casero de banana. Increíble porque el único ingrediente es… ¡bananas! Simplemente se congelan rodajas de banana y después se las procesa y se obtiene un helado cremoso y dietético para colmo. Igual, como se imaginarán, le agregué un par de sabores como para que quedara todavía mejor y además para que saliera más pintón en las fotos, pero se puede comer perfectamente solo.

Les doy una especie de receta, pero la verdad es que muchas vueltas no tiene el asunto, es cuestión de acordarse y animarse. Obviamente cuéntenme qué tal les salió si lo prueban.

look at that dripping dulce de leche

the best banana ice cream ever

Helado de banana (idea original de Juliana López May de Good Food)

4 bananas grandes

Rinde 4 porciones

1. Pelar y cortar las bananas en rodajas grandes (de unos 2cm).

2. Colocarlas en un recipiente para freezer una al lado de la otra sin tocarse para que no se peguen al freezarlas (yo les puse un separador debajo para que no se pegaran al tupper).

3. Congelarlas durante 5 horas o más.

4. Poner las rodajas congeladas en la procesadora y procesar hasta obtener una crema bien homogénea y untuosa.

5. Poner la mezcla en un bowl y volver a freezar por unos 15 minutos para que vuelva a agarrar consistencia.

6. Servir solo o agregando algún extra.

(No dura más que unos días en el freezer porque no tiene ningún tipo de conservante).

Extras

Serví el helado con una salsa de dulce de leche (dulce de leche calentado con un poco de leche en el microondas por unos pocos segundos), un poco de coco tostado y media nuez.

Igual es cuestión de usar la imaginación y pensar en diferentes combinaciones, tanto de acompañamientos como de sabores de helado. Obviamente con otras frutas el helado no va a quedar tan cremoso, pero vale la pena ir probando.

4 comentarios

Archivado bajo recetas dulces

Pancitos con tomates disecados y aceitunas

bread rolls

Bueno, parece que me colgué un par de semanas y los dejé abandonados a su suerte… sí, a los 2 lectores de este blog jajaja Pero la cantidad no tiene nada que ver con la calidad, así que igual debería escribir más seguido.

A instancias de mi hermano mayor (que digamos que no es la persona más bilingüe del planeta), voy a intentar actualizar este blog más seguido… ya veremos si lo logro.

bread with olives and sun-dried tomatoes

Mientras tanto, les paso la receta de unos bollitos con tomates disecados y aceitunas que hice hace un par de semanas y que recomiendo sin dudar un minuto porque son realmente riquísimos y, para colmo, muy fáciles de hacer y rápidos (en un contexto levadurístico, por supuesto).

bread with olives and sun-dried tomatoes 3

La receta rinde bastante, así que alcanza para guardar lo vaya a sobrar en el freezer apenas se enfría el pan. Después se descongela en el microondas un segundo, un poco de tostador o sartén, y ya están listos para comer de nuevo.

Avísenme qué tal les salen si los hacen.

>bread with olives and sun-dried tomatoes 2

Bollitos con tomates secos y olivas (adaptado de 145 Recetas de panes y facturas de Marcelo Vallejo)

Harina 0000, 500 gramos

Sal, 2 cucharaditas

Hojas de albahaca picada, 2 cucharaditas (yo usé un aceite de pesto que tengo siempre en la heladera)

Agua, 275cc

Levadura fresca, 25g (yo usé un sobrecito de levadura seca, que tiene 10 gramos)

Extracto de malta, 1 cucharadita (yo no usé porque no tenía y salieron perfectos igual)

Aceite de oliva, 3 cucharadas

Tomates secos hidratados, 10

Aceitunas picadas, 80 gramos (no tengo balanza, así que calculé a ojo unas 15 aceitunas)

Huevo batido, para pincelar

Queso rallado, para espolvorear

(Rinde unos 20 pancitos, depende del tamaño) 

1. Cernir en un bol la harina y la sal. Hacer un hueco en el centro y poner ahí la albahaca, el agua a temperatura ambiente, el aceite, el extracto de malta (si se usa), la levadura desmenuzada (si se usa fresca, obviamente).

2. Unir los ingredientes de a poco y cuando la masa esté casi lista, incorporar los tomates y las aceitunas picadas.

3. Unir hasta formar una masa relativamente blanda. Amasar unos minutos y dar forma de bollo. Cubrir con polietileno y dejar descansar 30 minutos.

4. Dividir la masa en 15-20 porciones y dar forma de bollo.

5. Ubicar sobre placas apenas aceitadas. Cubrir y dejar leudar hasta que los bollitos dupliquen su volumen.

6. Precalentar el horno a 180°C.

7. Pincelar los bollitos con el huevo y adherir queso rallado.

8. Cocinar por 20-25 minutos.

8 comentarios

Archivado bajo pan, recetas saladas

cheesecake de dulce de leche y coco

Este fin de semana hice un cheesecake de dulce de leche y coco para un evento de bloggers de cocina y acabo de publicar la receta en mi blog en inglés. Si me tienen un poco de paciencia, ya va a llegar la receta por acá… mientras tanto les dejo el link a la receta en inglés para los que entienden y un par de fotos para que se vayan imaginado cómo viene el asunto.

coconut dulce de leche cheesecake 3

dulce de leche

coconut dulce de leche cheesecake

5 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Y como si fuera poco… una versión en español

Hace algunos meses empecé en este mundo de los blogs con un blog de cocina en inglés. Dudé bastante sobre el idioma que iba a usar para el blog, pero me decidí por el inglés por el alcance mundial que eso significa… porque una de las cosas que más me tiraba de todo este rollo “bloguístico” (por así decirlo) era la cuestión intercultural y, por mal que nos pese, el idioma universal en este momento es el inglés.

Así que haciéndole honor a mi título de traductora y olvidando momentáneamente mi querido español, me volqué a la tarea de escribir un blog de cocina en inglés y descubrir un montón de sabores y aromas en el camino.

Pero muchas veces me quedaba la sensación de un cierto vacío… extrañaba la soltura al escribir tan propia de la lengua materna. Es que por más que a veces hasta sueño en inglés (tengo testigos), nunca voy a poder sentir y pensar el inglés como siento y pienso el español… es un hecho.

Así que me decidí a empezar un blog de cocina en español como complemento al blog en inglés, que pueden ver acá.

Eso sí, aclaro desde ahora que seguramente este blog lo actualice un poco menos que el otro porque hasta ahora lo pienso como un complemento. Lo que sí tengo pensado hacer es publicar acá las recetas que publico en Pip in the city, pero en español que a ustedes les interesen, así que no sean tímidos y pidan.

También pienso hablar de temas más generales que me vayan surgiendo, como literatura, actualidad, mi vida, hasta de política si me animo.

En fin, ya veremos qué rumbo toma esto. Mientras tanto, les doy la bienvenida a mi nueva casa, espero que se pongan cómodos y la pasen bien.

Les dejo algunas fotos de platos que hice en los últimos meses, ah y una foto de mi cachorrita golden retriever que es una cosa divina así que no la podía dejar afuera.

alfajor de maizena

orangettes

gruyere cheese-serrano ham focaccia

won-ton ravioli with mushroom-cheese filling

marguerita

chai muffins

World peace cookies... second batch

raw gnocchi

dulce de leche river

panettone

IMG_1007

13 comentarios

Archivado bajo Uncategorized